Ya hemos probado The Dark Pictures: Switchback VR y lo analizamos para vosotros.

Por fin hemos podido analizar uno de los juegos más esperados para PSVR 2, un juego que nos tenía en ascuas después de que su salida se retrasara.

Y es que la versión anterior que disfrutamos en PSVR ha sido y será uno de los juegos que más me alucinaron en realidad virtual y lo guardo en la retina a fuego. Han sido muchas las víctimas que han pasado por casa y, claro, no he podido frenar las ganas de ver su reacción cuando les puse el juego una y otra vez, visita tras visita, algo que me hizo reír mucho en el pasado.

Supermassive Games era consciente de este éxito que tuvieron con la primera entrega y han cometido el error garrafal de querer copiarlo en esta nueva versión del visor. Esto no es mala idea si repites mecánica, pero cuando quieres imitar punto a punto, todo lo que hizo con Until Dawn: Rush Blood, puedes caer en la equivocación de quedarte corto.

Y esto es exactamente lo que les ha pasado, que teniendo material y hardware para salirse de madre y hacer un juego revolucionario, han creado un juego que está bien, sin más. Y es que la comunidad ha madurado mucho en VR desde aquel entonces, y nos hemos vuelto mucho más exigentes.

Historia en The Dark Pictures: Switchback VR

No hay mucho que contar y quizás encontramos un poco forzada la trama del juego. Mientras viajamos en tren, tenemos la mala suerte de cruzarnos con Belial, una especie de demonio en cuerpo de mujer recién salida de Cyberpunk.

Como no podía ser de otra manera, el tren descarrila y sufrimos un terrible accidente del cual sobrevivimos a duras penas.

Aquí comienza nuestra aventura, ya que cuando recuperamos el conocimiento nos encontramos en una especie de montaña rusa diabólica en la que empezaremos a sufrir todo tipo de aventuras.

Aventuras que repasaran capítulo a capítulo, todos los juegos de The Dark Pictures, lo cual, si somos amantes de la serie, disfrutaremos con todos los guiños a los citados juegos.

A partir de aquí, nosotros y nuestras armas, nos encargaremos de seguir adelante, aniquilar todo a nuestro paso y llevarnos más de un susto de aquellos que te hacen gritar vergonzosamente, y lo digo por propia experiencia.

The Dark Pictures

Gráficos y sonido

Vamos a empezar por lo peor, para dejar para el final el mejor sabor de boca posible. Aquí han tenido la culpa la multitud de imágenes que se nos ha ido mostrando por doquier en internet. Hemos visto zombis, monstruos con una definición de escándalo y, por supuesto, en parado, sin movimiento.

¿Qué pasa? Que cuando juegas y ves la calidad gráfica del juego has de poner pausa, sacarte el visor y mirar si no nos hemos equivocado y nos hemos puesto las PSVR de primera generación.

Vamos a ser sinceros, ya que a nosotros no nos han regalado ninguna clave ni hacemos entrevistas que nos puedan influenciar en la opinión final.

El juego gráficamente es un desastre, pensando en la potencia de PS5 y PSVR 2. En otras secciones veremos que es muy divertido, que es alucinante para jugar con amigos en casa, todo esto está muy bien, pero los gráficos se quedaron una generación atrás.

Suerte han tenido de que el visor use HDR y sus pantallas, ya que los negros le salvan la partida en muchas ocasiones. Las escenas oscuras que tan solo alumbramos con nuestra linterna son aterradoras, gracias al oscuro absoluto que consigue este visor.

Eso sin hablar de los enemigos, esos movimientos y esas desapariciones en mitad del suelo. O sea, te viene una horda de ratas, hacen su recorrido y desaparecen delante de nosotros, en mitad del suelo, como si de un bug enorme se tratase.

The Dark Pictures

Comodidad/ Inmersión

El juego es sencillo, no tiene pretensiones, disparas, recargas y tienes tu cabeza para mover la cámara y esquivar obstáculos.

Es lo que se espera de él, es un juego para reír, gritar y dar sustos a tu suegra cuando viene a casa y quiere probar la realidad virtual.

La inmersión está muy conseguida, pero explicamos por qué.

La inmersión nos la facilita en gran medida los gatillos adaptativos, los negros totales en las escenas oscuras de terror y sobre todo, la vibración en el casco.

¿Qué nos quita la inmersión? Pues la baja calidad gráfica, los bugs y los movimientos ortopédicos de los enemigos.

¿Cuál es la conclusión? Que el visor le hace un flaco favor al juego y lija las carencias que este no da.

Conclusión final

The Dark Pictures: Switchback VR es un proyecto que se nos antoja, que ha sido lanzado a toda prisa porque la fecha les apremiaba, un producto sin acabar y en el que han cometido el gran error de prometernos mucho.

No queremos decir que sea un mal juego, ni mucho menos, los amantes de terror disfrutaran mucho de él, pero podría haber sido un estandarte de las PSVR 2, un juego diferente, con unas mecánicas originales y toda una experiencia terrorífica, pero en casa apenas se han asustado al jugarlo.

Los sustos, aunque alguno te pilla de improviso, los demás son muy evidentes, cuando la vagoneta se para en medio de un escenario, ya estás esperando el susto.

El visor y sus características salvan un 70 por ciento el juego, gracias a sus negros reales, vibración, gatillos y, por supuesto, seguimiento ocular, que como se ha hablado en mil ocasiones, no te dejarán no pestañear.

Aun así, repetimos que no es un mal juego, que tiene unas cuantas horas de diversión y que es ideal para poner a las visitas en casa. Divertido, terrorífico y una buena experiencia en VR. Tan solo un poco más de mismo al apartado gráfico y estaríamos hablando de una manera muy diferente.

The Dark Pictures: Switchback VR

7 Puntuación

PROS

  • Juego ideal para las visitas en casa
  • Cada nivel hece referencia a un juego de la saga
  • Su fácil mecánica

CONS

  • Gráficamente es un desastre
  • Tremendos bugs en todo el juego
  • Los enemigos sufren artrosis, o lo parece

Puntuación de Generación XR

  • Buen juego 0
Tagged
Suscríbete
Notificar sobre
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments